A propósito de Victor Oladipo y la ética de trabajo.

Hace unos días escuchaba un podcast sobre NBA, el programa se llama “El Reverso”, hablaban de Victor Oladipo y hubo un par de frases que me gustaron muchísimo y creo que tienen mucho trasfondo.

Una de ellas venía a decir lo siguiente sobre la ética de trabajo del jugador de los Indiana Pacers:

“Siempre va a dar la sensación de que lo hecho un día no va a valer nada al siguiente, como si todo se reiniciase permanentemente”

Otra frase que me gustó mucho fue del propio Oladipo y decía:

“Quiero seguir creciendo como jugador, no me importa lo que tenga que hacer para conseguirlo, mi objetivo es ser uno de los mejores y no tengo miedo a decirlo”

Lo mejor de todo es que no son simples palabras, sino que se traducen en hechos reales.

Dado que Victor está dando un rendimiento extraordinario en las últimas campañas.

Con esta introducción sobre NBA, Oladipo y este podcast (que os recomiendo escuchar tanto si os gusta el baloncesto como si no, porque se cuentan historias y de una forma fantástica), pretendo hacer hincapié en esas dos frases.

La primera frase me parece brutal, define perfectamente lo que para mí es la mentalidad de una persona que es una auténtica máquina de sacrificio, esfuerzo, entrega y todos los sinónimos posibles que se puedan añadir. Es el no conformarse con lo que se tiene y siempre querer más y más.

Tengo predilección por estas personas que se sacrifican en la lucha de sus objetivos vitales, no puedo evitarlo, amo que en lugar de quejarse si algo les sale mal no hagan como si no fuera con ellos y se esfuercen aún más.

Es un respiro de aire fresco que en esta sociedad con tendencia a la infantilización siga habiendo gente así y que sigan apareciendo este tipo de personas que hacen todo lo posible por cumplir con sus proyectos de vida.

Es por ello que me resulta gracioso cuando hay gente que intenta minimizar los logros de otras personas en lugar de intentar conseguir los suyos propios sin menospreciar al resto.  Porque normalmente suele ser gente que o bien no ha logrado nada verdaderamente importante en su vida o que le corroe una emoción tan humana como es la envidia.

Esto pretendía ser una alabanza a gente como Oladipo, a la gente que se esfuerza duramente por lograr lo que se propone y por supuesto que no me estoy refiriendo sólo a aquellas personas que consiguen triunfar a niveles gigantescos, sino a la propia gente de a pie que triunfa en su pequeña parcela, que al final es la gente que hace que el mundo sea un poco mejor.

usa_today_10451222.0.jpg

Esta imagen pertenece a: Tom Szczerbowski-USA TODAY Sports.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s