En ocasiones veo oportunidades.

Que bonita es la vida que siempre nos regala la oportunidad de volver a intentarlo.

Por muchas vueltas o pegas que le queramos poner es así, la vida siempre nos ofrece una segunda, tercera o cuarta oportunidad para resarcirnos de algo que no nos salió como quisimos.

Está dentro de nuestra propia libertad individual el querer aprovechar o no las oportunidades que se nos plantean, tenemos que ser nosotros los que propiciemos esa situación para que se efectúe dicho resarcimiento.

Dicho de otra forma, no te va a caer del cielo esa segunda oportunidad pero sí que puedes intentar que eso suceda y que se materialice.

Somos a veces demasiado pesimistas como para darnos cuenta de todas las oportunidades que nos pasan diariamente por delante, por los lados y por nuestra espalda. 

Tenemos tal ceguera que nos perdemos un montón de cosas.

Vamos a quitarnos un poco de ese pesimismo que parece asolar a nuestra generación y vamos a ver la vida un poco más como es en realidad.

Somos seres humanos y por tanto somos dueños de nuestro propio destino, tenemos la oportunidad de conseguir que se cumplan nuestros proyectos vitales, así que vamos a ello.

doors-1767563_960_720.jpg

Posted in: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s