Depende más de ti de lo que crees

Se nos dice mucho que el entorno en el que nacemos, la forma en que nos educan, el lugar donde vivimos y nos desarrollamos y un largo etc, influyen y nos determinan de una forma u otra.

Si en lugar de nacer en un país como España naces en Haití lo más normal es que lleves una vida mucho peor que la que llevarían las personas nacidas en España, por todo el contexto económico, social y político que rodea a un país y a otro.

Esto es parcialmente cierto y digo parcialmente porque aunque sí es verdad que el entorno y todo lo que lo rodea nos puede influir y nos puede determinar lo que vayamos a acabar siendo no creo que sea algo que “per se” se tenga que cumplir siempre.Es decir, una persona que nace en unas condiciones de pobreza (extrema o no extrema) es evidente que lo va a tener infinitamente mucho más difícil que una persona que se ha criado en la Familia Real Española, es obvio, pero eso no tiene porqué determinar el futuro de esa persona.

Existen una serie de componentes sobre los que nosotros como personas individuales podemos influir y que dependen de nuestra acción, otros no los podemos controlar y probablamente sean muchos factores los que no podremos controlar o al menos no a corto plazo, pero sí debemos potenciar los que dependen de nosotros mismos si queremos alcanzar nuestras metas.

Es verdad que el camino tendrá cosas que no nos gusten, que nos den profundo asco, que detestemos, que nos hagan replantearnos todo, pero creo que todo esto nos acabará determinando en el momento en que nosotros nos rindamos y demos la batalla por perdida.

Tampoco voy a decir que si una persona se esfuerza al máximo siempre vaya a conseguir lo que se propone, porque sería engañaros, pero tiene muchísimas más probabilidades de conseguirlo que si va a medio gas o no se esfuerza lo suficiente.

Por otra parte, tampoco digo que aquellas personas que no acaben consiguiendo sus objetivos sea porque no se han esforzado lo bastante, como ya he dicho antes hay factores del entorno que nos influyen y por desgracia eso dificulta la consecución de los objetivos.

Probablemente tengamos que identificar con claridad que factores son los que limitan y entorpecen la prosperidad y el progreso de cada persona y poner los medios necesarios para superarlos y poco a poco conseguir derribarlos por completo.

“El entorno puede influirnos, el entorno puede determinarnos, el entorno puede influirnos y determinarnos, pero también hay algo dentro de cada persona que puede plantar cara a ese entorno, y en unas ocasiones se le vencerá y en otras no, pero demostrará que no siempre los que nos rodea nos va a marcar de forma definitiva”

Posted in: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s